148 años de información meteorológica para Argentina | Servicio Meteorologico Nacional.



Hace casi un siglo y medio, Argentina creaba el tercer organismo del mundo dedicado a la meteorología: nuestro SMN. Hoy cumplimos 148 años brindándole al país información meteorológica de calidad para el desarrollo de todas sus actividades. 


 

148 años de información meteorológica para Argentina



Hace casi un siglo y medio, Argentina creaba el tercer organismo del mundo dedicado a la meteorología: nuestro SMN. Hoy cumplimos 148 años brindándole al país información meteorológica de calidad para el desarrollo de todas sus actividades. 


 




El interés de Argentina por observar el tiempo comenzó en el siglo XIX, de la mano de algunos “entusiastas” que llevaban registro de las variables atmosféricas  con los instrumentos básicos que podían disponer. El científico Benjamin Gould, primer Director del Observatorio Astronómico de Córdoba, manifestó la necesidad de contar con un organismo público independiente que coordinara y sistematizara aquellas observaciones. 


El entonces presidente Domingo F. Sarmiento entendió que medir y conocer las condiciones meteorológicas y climáticas del país sería estratégico para su desarrollo e impulso el proyecto. Fue así que el 4 de octubre de 1872  nacimos con el nombre de Oficina Meteorológica Argentina (OMA) con sede en Córdoba. Fuimos el primer servicio meteorológico de Sudamérica y el tercero en el mundo, luego de Hungría y Estados Unidos. A partir de entonces comenzó la expansión territorial del organismo, buscando sumar  la mayor cantidad posible de puntos de observación y la provisión de más y mejores servicios dedicados a los distintos sectores productivos del país.

Quienes somos  

Nuestra Red de Estaciones de Observación está integrada por 125 estaciones sinópticas de superficie  que se extiende sobre el territorio continental de la nación y la Antártida. Todos los días del año, el personal de estas estaciones mide y transmite los datos de las variables meteorológicas, de acuerdo a las normas y programas establecidos por la Organización Meteorológica Mundial.

Además, contamos con Oficinas Meteorológicas de Aeródromo (OMA),  Oficinas de Vigilancia Meteorológica (OVM) y Oficinas de Información Meteorológica (OIM), dedicadas a elaborar y difundir pronósticos y alertas especiales para la aeronáutica.

Nuestra presencia territorial incluye además una red de observatorios, en donde se miden parámetros meteorológicos y atmosféricos, como la radiación (ultravioleta, infrarroja y solar global y difusa)  y ozono (total, superficial y en distintos niveles de la atmósfera). En Ushuaia se encuentra la estación de Vigilancia Atmosférica Global (VAG-Ushuaia), dedicada a producir datos relevantes para el estudio y monitoreo del cambio climático y la calidad del aire.


 

Estamos presentes en la Antártida desde 1904. Allí desarrollamos proyectos y actividades científicas propias, como observaciones, mediciones e investigaciones. A su vez, mediante pronósticos y datos en tiempo real, brindamos apoyo a las actividades logísticas de las instituciones nacionales que también operan en la Antártida y a las investigaciones científicas y técnicas que realizan otros organismos nacionales e internacionales.

Hoy contamos con 6 estaciones sinópticas de superficie instaladas en las bases antárticas operadas por la República Argentina: Carlini, San Martín, Belgrano II, Esperanza, Marambio y Orcadas). 

Presencia Regional e Internacional

Organización Meteorológica Mundial (OMM)

Tenemos presencia internacional relevante desde sus primeros años. Este SMN es miembro activo de la Organización Meteorológica Mundial  desde el 23 de marzo de 1950, año en que se fundó la OMM como órgano experto de la ONU en temas de tiempo, clima y agua. 

En junio de 2019, durante el 18° Congreso Meteorológico Mundial, la Directora del SMN, Dra. Celeste Saulo fue electa Vicepresidenta Primera de la OMM, representando esto un  mayor protagonismo de la Argentina y de la región en el ámbito de las Naciones Unidas. 

 

Centro de Avisos de Cenizas Volcánicas (VAAC)

Somos responsables de uno de los 9 centros de avisos de cenizas volcánicas que existen en el mundo. El Centro de Avisos de Cenizas Volcánicas Buenos Aires (VAAC por sus siglas en inglés), realiza la vigilancia y el pronóstico de transporte de cenizas volcánicas  de más de 150 volcanes dentro de su área de responsabilidad. Esta información es fundamental para la seguridad de las operaciones aéreas a nivel global.

 

Áreas Oceánicas de Responsabilidad Meteorológica (METAREA)

También tenemos la responsabilidad de proporcionar cobertura meteorológica a la METAREA VI, la cual se extiende desde los 35º 50´ Sur hasta las costas antárticas y desde el meridiano 20º 00´ Oeste hasta la longitud del Cabo de Hornos.

 

Centro Regional del Clima para el Sur de América del Sur (CRC-SAS)

Junto a Brasil, lideramos el CRC-SAS, que incluye como miembros a Bolivia, Chile, Uruguay y Paraguay. En conjunto, desarrollan productos y servicios climáticos para el sur de América del Sur. Los productos y servicios climáticos suelen integrar datos no meteorológicos, como por ejemplo, variables socioeconómicas, orientando la información climática de tal manera que ayude a las personas y organizaciones a adoptar decisiones

 

Centro Regional de Formación (CRF)

El Centro Regional de Formación (CRF), con sede en el SMN, fue reconocido por el Consejo Ejecutivo de la OMM en 1983 y re-confirmado tras la auditoría realizada en diciembre de 2016. Tiene responsabilidad sobre la formación del personal de los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos de Sudamérica (Región III de la OMM). Consta de dos componentes: CRF-SMN y CRF-DCAO (Departamento de Ciencias de la Atmósfera y de los Océanos, perteneciente a la UBA).

 

Centro Regional de Instrumentos (CRI)

El Centro Regional de Instrumentos (CRI) fue creado con la finalidad de garantizar la calidad de los datos meteorológicos a través de la calibración y mantenimiento periódico de los instrumentos. La información obtenida no sólo es utilizada por la red de estaciones meteorológicas y áreas de investigación, monitoreo y pronóstico del organismo, sino también por los países miembros de la Asociación Regional III de la OMM y la comunidad en general.

El CRI cuenta con un conjunto de instrumentos “patrón” y establece la trazabilidad de sus propias mediciones cuidando el cumplimiento de las normas de medición del Sistema Internacional (SI).


Centro Regional de Telecomunicaciones (CRT)

El SMN opera como Centro Regional de Telecomunicaciones (CRT Buenos Aires) del Sistema Global de Telecomunicación de la OMM. Entre las principales funciones se encuentran la recopilación de los mensajes procedentes de los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos asociados (Chile, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina) y la transmisión de los mismos por la Red Principal de Telecomunicaciones (RPT) hacia el Centro Meteorológico Mundial correspondiente (en el caso del sur de América del Sur se envían a Washington).

 

2020: UN ANIVERSARIO ESPECIAL

Hoy celebramos 148 años en una situación particular que nos obligó a modificar por completo nuestras dinámicas de trabajo. Considerados como servicio esencial desde el primer día del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), nos enfrentamos al desafío de adaptar rápidamente nuestras modalidades de trabajo para que el país contara con la información meteorológica fundamental para el desarrollo de todas las actividades. Y hoy, en nuestro cumpleaños, nos enorgullece decir que lo conseguimos.

A poco de celebrar 150 años, estamos llevando a cabo un proceso de modernización que atraviesa todas nuestras actividades, procedimientos, equipamiento, y estructura orgánica. Esto incluye, entre otras cosas, una política de calidad para certificar procesos de trabajo, un plan estratégico que orienta las acciones de los equipos de trabajo, la adopción de nuevas tecnologías para elaborar pronósticos y alertas y el fortalecimiento de la comunicación con todas las áreas de la sociedad

Se trata de una renovada visión del Organismo, como servicio orientado a la ciudadanía en general y a los usuarios especializados en particular. La premisa es estrechar el diálogo con cada sector para desarrollar productos y servicios que respondan a sus necesidades. Siempre, como en 1872, con la convicción de que la información de calidad sobre el tiempo y el clima del país, no solamente salva vidas y bienes, sino que agrega valor económico a todas las cadenas productivas de Argentina.