El rol estratégico de los servicios meteorológicos nacionales y la comunidad meteorológica global en la reducción de riesgos de desastres | Servicio Meteorologico Nacional.

El rol estratégico de los servicios meteorológicos nacionales y la comunidad meteorológica global en la reducción de riesgos de desastres



Según la resolución 44/236, Naciones Unidas dispuso el 13 de octubre como el Día Internacional de la Reducción de Riesgo de Desastres. Por su parte, la UNESCO destaca como mensaje del 2021 para este día: la cooperación internacional para que los países en desarrollo reduzcan su riesgo de desastres y sus pérdidas por desastres.

El propósito de las iniciativas de reducción de riesgos de desastres es promover programas y políticas públicas orientadas a fortalecer la prevención, preparación, respuesta y recuperación ante los eventos severos con el fin de mitigar impactos en la vida, los bienes y el ambiente.

Según  la última publicación del Atlas de mortalidad y pérdidas económicas por extremos de tiempo, el clima y agua de la Organización Meteorológica Mundial (2021), entre 1970 y 2019 se registraron 22.326 desastres de los cuales el 62% fue disparado por amenazas naturales. En total, estos desastres han provocado 2,06 millones de muertes y 3,64 billones de dólares en pérdidas económicas globales.

El compromiso de la comunidad hidrometeorológica global en materia de reducción de riesgos de desastres es muy importante. Tal es así, que la Organización Meteorológica Mundial (WMO) en conjunto con la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción de Riesgos de Desastres (UNDRR) anunciarán en el día de hoy el lanzamiento conjunto del Centro de Excelencia para la resiliencia al clima y los desastres.

El Centro de Excelencia convocará a líderes y profesionales del riesgo climático y desastres para avanzar en la investigación conjunta, las políticas y la creación de capacidades, de manera que influya y refuerce los planes nacionales de adaptación existentes en línea con el Acuerdo de París, y las estrategias nacionales de reducción del riesgo de catástrofes en línea con el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres. Se prestará especial atención a las necesidades de los países menos desarrollados, los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países en desarrollo sin litoral, muchos de los cuales no tienen acceso a sistemas de alerta temprana de múltiples peligros y carecen de medios para aplicar una estrategia nacional de reducción del riesgo de desastres.


El Servicio Meteorológico Nacional tiene un rol central en la generación de información oficial asociada a fenómenos hidrometeorológicos que podrían suponer un riesgo para los habitantes. Es por esto que, el SMN es miembro activo del Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgos y otros espacios de diálogo gubernamental y académico, nacionales e internacionales. Asimismo, despliega servicios, iniciativas y proyectos a nivel local, provincial y nacional con el objetivo de generar conocimiento y mejorar servicios que sean de utilidad para los tomadores de decisión.

Asimismo, el Servicio Meteorológico Nacional forma parte de la Red De Organismos Científico-Técnicos para la Gestión Integral Del Riesgo (GIRCyT)) como eslabón interinstitucional fundamental en el trabajo constante y continuo para la interacción de la ciencia alrededor de la reducción de riesgo de desastres.


Una de las grandes implementaciones asociadas a los servicios del SMN para la gestión de riesgos de desastres, fue el lanzamiento del nuevo Sistema de Alerta Temprana (SAT) basado en umbrales definidos y establecidos por un equipo interdisciplinario de especialistas. Esta es, sin lugar a dudas, una política concreta que contribuye a las metas establecidas por el Marco de Sendai: Meta 7: Aumentar considerablemente la disponibilidad y el acceso de las personas a sistemas de alertas tempranas para múltiples amenazas, al igual que a información y evaluaciones del riesgo de desastres para 2030

 

El SMN se encuentra trabajando en el siguiente paso: el pronóstico basado en impacto. El SMN, junto con organismos nacionales, provinciales y locales se encuentran trabajando en esta iniciativa.

Actualmente, este proyecto se sitúa en una fase de generación de capacidades mutua. Luego, estas entidades serán de suma importancia co-construyendo información asociada a impactos y eventos hidrometeorológicos, logrando un Sistema de Alerta Temprana co- construído con los tomadores de decisión.  Un sistema de alerta temprana basado en impacto, incluye una noción de “lo que eventualmente podría suceder” en forma concreta, sencilla de comprender y de fácil acceso para cualquier ciudadano/a. Además, este trabajo consensuado, permite poder tomar decisiones a tiempo por parte de las autoridades nacionales, provinciales y municipales a fin de atenuar los riesgos asociados. Es una construcción en red, absolutamente colaborativa y simbiótica.


Lograr la más eficiente comunicación de la información sobre eventos severos es un aspecto clave en este proyecto para poder gestionar y reducir al mínimo los riesgos asociados al impacto.  
El abordaje integral e interdisciplinario es el punto de inflexión en esta temática que, sin lugar a dudas, orientará a los servicios de alertas tempranas futuros como así también al trabajo de los organismos tomadores de decisión.

¿Qué es un desastre?

Llamamos desastre a la interacción entre una amenaza y una población vulnerable que, por su magnitud, crea una interrupción en el funcionamiento de una sociedad y/o sistema a partir de una desproporción entre los medios necesarios para superarla y aquellos medios a disposición de la comunidad afectada.

Según la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción de Riesgo de Desastres: “los desastres no son naturales, sino que son el resultado de las omisiones y la falta de prevención y planificación ante los fenómenos de la naturaleza".

¿Qué es una amenaza y qué es la vulnerabilidad?

En el glosario dispuesto por SINAGIR, se define amenaza como un “Factor externo representado por la posibilidad que ocurra un fenómeno o un evento adverso, en un momento, lugar específico, con una magnitud determinada y que podría ocasionar daños a las personas, a la propiedad; la pérdida de medios de vida; trastornos sociales, económicos y ambientales”; mientras que la vulnerabilidad es definida como un “Factor interno de una comunidad o sistema. Características de la sociedad acorde a su contexto que la hacen susceptibles de sufrir un daño o pérdida grave en caso de que se concrete una amenaza”.

¿Qué es el riesgo, entonces?

El riesgo es una construcción social, una condición latente para que un desastre pueda o no pueda ocurrir, según el Mg. Martin Demaría y puede entenderse como la resultante entre dos factores: amenaza y vulnerabilidad. El riesgo se puede entender, analizar y medir.

¿Sabías que existe un glosario, en la Ley 27287 (ARTÍCULO 2°) de la creación de SINAGIR?

Consultalo acá : http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/265000-269999/266631/norma.htm