Cargando…

Japón: el tifón más poderoso en los últimos 25 años

Jebi tocó tierra alrededor del mediodía del martes en el suroeste de Japón dejando 11 muertos y más de 300 heridos. En esta nota enterate ¿Qué son y cómo se producen los tifones?

 

El tifón Jebi, que en japonés significa “golondrina”,  golpeó violentamente la mitad occidental del archipiélago dejando a su paso torrenciales precipitaciones,  desbordamiento de ríos, un fuerte oleaje que avanzó sobre costas y puertos e intensas ráfagas de viento que superaron los 210 kilómetros por hora, según la Agencia Meteorológica nipona (Japan Meteorological Agency).

 

La presión atmosférica detectada y la intensidad del viento, que alcanzó ráfagas de hasta 200 kilómetros por hora, posicionan a este tifón como el más fuerte de la temporada y el más poderoso en los último 25 años del archipiélago. El anterior, que dejó 48 muertos y desaparecidos, había sido en 1993.

 

Los eventos meteorológicos severos no dan tregua en Japón. El archipiélago sufrió, en lo que va del verano, varios tifones y lluvias torrenciales, como las que se llevaron 200 vidas en julio en la mitad sur del país, que afectó con severidad en la región occidental.

 

Jebi es el vigésimo tifón que atraviesa Japón en lo que va de la temporada, que ha resultado especialmente intensa en el país asiático debido a la frecuencia e intensidad de este tipo de fenómenos meteorológicos severos.

 

¿De qué se trata el fenómeno?

 

Tifón, huracán y ciclón  son distintos nombres del mismo fenómeno meteorológico que los especialista llaman “ciclones tropicales”. Se trata de sistemas de tormentas organizadas que se desplazan alrededor de un centro de baja presión, produciendo vientos destructivos y lluvias torrenciales.

 

En el Atlántico se conocen como huracanes, en gran parte del Pacífico como tifones, en las Islas Filipinas y China como baguíos, en Australia willy-willies, en el Índico, como ciclones. La temporada de tifones ocurre cuando la temperatura superficial de los océanos se encuentra en su máximo valor, ya que estos eventos funcionan a partir de un mecanismo que se alimenta del calor provisto por el océano.

 

Los ciclones tropicales se clasifican, meteorológicamente, de acuerdo a la intensidad de sus vientos, mediante la escala de huracanes de Saffir-Simpson. Basados en esta escala, los ciclones tropicales Categoría 1 serían los más débiles y los de Categoría 5, los más fuertes. El tifón que alcanzó la tierra en el archipiélago asiático el martes cuatro de septiembre, llegó a las costas con una intensidad 1, con vientos sostenidos de alrededor de 125 kilómetros por hora. Sin embargo, el 31 de agosto, en horas de la tarde, Jebi había alcanzado su intensidad más fuerte, que permitió clasificarlo como supertifón de categoría 5 con vientos sostenidos de hasta 280 k/h lejos de la costa, en el océano. Luego de haber atravesado Japón, a las 9 de la mañana del miércoles 5 de este septiembre, se debilitó y dejó de ser tifón para convertirse en un sistema de baja presión.

 

Por Sofía Corazza

Departamento de Prensa y Comunicación