Julio: otro mes que bate récords | Servicio Meteorologico Nacional.



Durante julio, las elevadas temperaturas volvieron a ser protagonistas en gran parte del Hemisferio Norte. De acuerdo a información de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Servicio de Cambio Climático del programa europeo Copernicus, este julio alcanzó (y quizás superó) al séptimo mes de 2016, el más cálido desde que se tiene registros.

 

Julio: otro mes que bate récords



Durante julio, las elevadas temperaturas volvieron a ser protagonistas en gran parte del Hemisferio Norte. De acuerdo a información de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Servicio de Cambio Climático del programa europeo Copernicus, este julio alcanzó (y quizás superó) al séptimo mes de 2016, el más cálido desde que se tiene registros.

 




2019 versus 2016

Una diferencia significativa entre ambos meses es que en 2016 tuvo lugar uno de los fenómenos de El Niño más fuertes, lo que contribuyó a las temperaturas altas que se registraron. Pero el calor viene siendo un actor principal desde comienzos de año. Esto implicaría, según la OMM, que 2019 sea uno de los 5 años más cálidos y que 2015-2019 sea el período quinquenal de mayores temperaturas en la historia.

A nivel cuantitativo, la temperatura de julio 2019 supera por 0.04 °C a 2016, una diferencia mucho menor a las que tienen de otros julios pasados. Como la temperatura media de este último mes fue menos de 0.1 °C comparado a tres años atrás, los científicos aún no confirman que sea el más cálido en la historia.

Con estos valores alcanzados en julio, se llega a conclusiones aún más alarmantes: los últimos 12 meses fueron un 0.53 °C más cálidos que la media del periodo 1981-2010, con temperaturas mensuales entre 1.0 y 1.1°C por sobre los niveles de la era pre-industrial.

“La extraordinaria ola de calor estuvo acompañada de un gran derretimiento de hielo en Groenlandia, el Ártico y los glaciares europeos. Los incendios sin precedentes en el Ártico, por segundo mes consecutivo, devastaron bosques vírgenes que ahora, en lugar de absorber dióxido de carbono y se convirtieron en una enorme fuente de gases de efecto invernadero. Esto no es ciencia ficción. Esto es la realidad del cambio climático”, dijo Petteri Taalas, Secretario General de la OMM.

Algunos datos de lo que fue julio a nivel mundial:
Su temperatura media fue 0.56 °C más alta que el promedio en el periodo 1981-201. A su vez, este valor fue cerca de 1.2 °C más alto que en la era pre-industrial.
El 25 de julio al menos 5 países europeos alcanzaron un nuevo récord nacional de temperatura, con valores superiores a los 40 °C.
Ese mismo día, los termómetros de la estación París-Montsouris midieron un récord absoluto de 42.6 °C, una temperatura típica de Bagdad (Iraq).
El 27 de julio, algunas estaciones de Noruega rompieron nuevos récords y 28 estaciones tuvieron “noches tropicales”, con temperaturas superiores a los 20 °C.
La estación Nord, ubicada a 900 kilómetros del Polo Norte, registró una temperatura de 16° C.

¿Y en Argentina cómo estuvo?

Si bien las temperaturas se encontraron dentro los parámetros esperados en gran parte del centro y norte del país, en el extremo oeste y el sur predominaron condiciones más cálidas de las que se suelen tener en julio.
A nivel nacional, la anomalía positiva de temperatura media fue de 0.4 °C, lo que se puede considerar un valor dentro de los rangos normales. El único récord de temperatura máxima fue en Chilecito (La Rioja), que alcanzó los 35.3 °C el 31 de julio.