Los pronósticos basados en impacto anuncian acciones preventivas | Servicio Meteorologico Nacional.

Los pronósticos basados en impacto anuncian acciones preventivas


Mientras los impactos económicos y en la vida humana el tiempo extremo y el cambio climático aumentan, pronosticar no solo cómo va a estar el tiempo, sino también lo que él mismo hará es vital para salvar vidas. 

Como resultado, hay un cambio de paradigma hacia los pronósticos basados en impacto, liderado por la comunidad meteorológica y humanitaria internacional y posibilitado por los avances científicos y tecnológicos.

“En los últimos 50 años, hubo un aumento de cinco veces en los eventos asociados al tiempo, clima y agua, con consecuencias socioeconómicas a largo plazo. La cantidad de muertes disminuyó gracias a una mayor disponibilidad de alertas precisas y en tiempo. Pero este número es aún alto, como resultado de la falta de entendimiento de los potenciales impactos”, comentó Cyrille Honoré, director del área de Reducción de Riesgos de Desastres y Servicios Públicos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

“Esto tiene que cambiar”, agregó Honoré.

En consecuencia, la OMM amplió las directrices sobre servicios de pronóstico basado en impacto y alertas multirriesgos, creadas en 2015 como material de referencia.

Este documento provee información práctica y casos de estudio sobre cómo pasar de los pronósticos de tiempo y alertas emitidas por los servicios meteorológicos e hidrológicos nacionales al suministro de pronósticos y alertas basados en impactos para múltiples riesgos en cascada. Por ejemplo, las tormentas tropicales, que desencadenan inundaciones, marejadas, daños por viento, impactos en la infraestructura, transporte, la energía y la salud.

Esta nueva edición se beneficia de una cantidad significativa de investigación sobre la exposición y la vulnerabilidad e incorpora la contribución de proveedores de servicios y los usuarios. Esto denota la importancia del trabajo y el diálogo entre científicos, pronosticadores, gestores de desastres, líderes y tomadores de decisión.
 

Acción humanitaria preventiva

La publicación también incluye el concepto de acciones preventivas, a partir de usar la información del tiempo y clima para respaldar las intervenciones humanitarias como el refuerzo de los refugios antes de la llegada de un ciclón tropical y el empleo del financiamiento basado en pronósticos para limitar el impacto de sequías o inundaciones.

Las nuevas directrices fueron presentadas por Celeste Saulo, directora del SMN y primera vicepresidente de la OMM, en la 9º Plataforma Global de Diálogo sobre Acciones Humanitarias Preventivas. Este lanzamiento tuvo lugar el 9 de diciembre en una sesión virtual titulada Hacer frente a los desafíos de las futuras crisis: protegiendo vidas y hábitats con medidas previsoras.

“Nadie puede hacerlo solo”, dijo Saulo. “Se puede tener la mejor agencia de protección y el mejor servicio meteorológico. Pero si ambas organizaciones no trabajan en conjunto, la sociedad no podrá obtener lo mejor de nosotros. Las alianzas son el aspecto más importante”, afirmó la directora del SMN.

Celeste Saulo dio como ejemplo el nuevo sistema de alertas por olas de calor y temperaturas extremas de Argentina. El mismo fue codiseñado tanto con expertos del Ministerio de Salud como de la comunidad meteorológica, ya que es necesario poner el énfasis en los impactos en la salud, especialmente en los grupos vulnerables.

Las directrices incluyen nuevos capítulos, que surgen de las recomendaciones de un simposio con proveedores de servicios, usuarios y patrocinadores, organizado por Met Office, el servicio meteorológico de Reino Unido, en diciembre de 2019. En este evento participaron representantes de 20 servicios meteorológicos e hidrológicos, centros de investigación y organizaciones internacionales como la Cruz Roja, el Banco Mundial, el Programa Mundial de Alimentos (WFP) y la iniciativa CREWS (del inglés de Sistemas de Riesgo Climático y Alerta Temprana).

“Reunir organizaciones en un simposio nos dio la oportunidad de compartir experiencias y conocimientos sobre los pronósticos basados en impactos y las acciones previsoras”, comentó Will Lang, a cargo del área de Contingencias Civiles de Met Office. “Las nuevas directrices van a ayudar a organizaciones alrededor del mundo a desarrollar servicios que puedan proteger vidas”, finalizó Lang.

“Resguardar comunidades que están en la primera línea de batalla de la crisis climática es una prioridad para Cruz Roja. No podemos permitirnos responder a más desastres, por lo que tenemos que anticiparnos a qué vendrá, para reducir los riesgos a largo plazo y preparar de manera efectiva para los eventos”, añadió Maarten van Aalst, director del Centro Climático de la Cruz Roja.

“Los pronósticos basados en impactos juegan un rol crítico en las acciones preventivas, ya que transforman a los complejos datos científicos en información útil que permite la intervención humanitaria, como el fortalecimiento de refugios para agricultores en Filipinas antes que llegue un tifón, o la distribución de kits veterinarios para alpacas para proteger el sustento de las familias en la región andina de Perú frente a las olas de frío”, continuó van Aalst.

La Plataforma Global de Diálogo sobre Acciones Humanitarias Preventivas reunió a profesionales, científicos y representantes de gobiernos de todo el mundo para analizar cómo las acciones previsoras pueden abordar los efectos combinados e interrelacionados del cambio climático, los crecientes conflictos, las crisis económicas y el COVID-19 en las personas más vulnerables.

Un total de 274 millones de personas alrededor del mundo necesitarán ayuda y protección antes emergencias en 2022, lo que implica un 17 % de aumento, de acuerdo al panorama humanitario mundial de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés), presentado el 1 de diciembre.

“La crisis climática está golpeando primero, e incluso peor, a la población más vulnerable. Los conflictos prolongados continúan y la inestabilidad se agravó en varias partes del mundo”, aclaró el documento.