Nuestros océanos, nuestro futuro | Servicio Meteorologico Nacional.

Hace 11 años que los océanos tienen su propio día para recordar el rol que juegan en las vidas de todos los seres vivos. Pero, ¿por qué es necesario preservarlos?

 

Nuestros océanos, nuestro futuro

Hace 11 años que los océanos tienen su propio día para recordar el rol que juegan en las vidas de todos los seres vivos. Pero, ¿por qué es necesario preservarlos?

 


En 1972, los integrantes del Apollo 17 tomaron una fotografía de la Tierra en su totalidad y la denominaron La canica azul. La imagen dio la vuelta al mundo rápidamente y a simple vista llamaba la atención el contraste entre el blanco de las nubes y el color dominante del agua. Fueron precisamente esas dos cualidades únicas las que le valieron a la Tierra el apodo de Planeta azul.

 

Esa fotografía se convirtió en un símbolo del movimiento por el medioambiente, pero tuvieron que pasar casi dos décadas para que los océanos, que ocupan más del 70% de la superficie terrestre, fueran incluidos en las discusiones de la agenda mundial.

Un día por nuestros océanos

En 2008 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció al 8 de junio como el Día Mundial de los Océanos, una fecha dedicada no solo a celebrarlos, sino también a aumentar la concientización de nuestro impacto sobre las grandes masas de agua que nos rodean a todos. Este año, la ONU estableció el tema: “innovación para un océano sostenible”. Hoy, mediante un evento virtual, se dará inicio a la Semana Mundial de los Océanos y durante los próximos días se discutirán las innovaciones que pueden aplicarse para obtener soluciones que perduren en el tiempo.

Los océanos son el corazón y los pulmones de nuestro planeta. 

  • absorben el 25% del dióxido de carbono que generamos cada año.

  • regulan el clima mundial, al almacenar gran parte de la energía proveniente del Sol,

  • son el principal medio de transporte para el comercio internacional,

  • y proveen alimentos a más de 3000 millones de personas en todo el mundo.

 

En este momento de la historia, donde la salud es uno de los protagonistas, no solemos tener en cuenta el rol de los océanos en nuestra vida diaria. Sin embargo, el bienestar de uno está íntimamente conectado con el otro y, recordar el rol que los océanos tienen en gran parte de lo que hacemos es fundamental para mejorar nuestra relación con ellos. Es responsabilidad de todos los seres humanos trabajar por un océano más saludable, elemento clave en la vida sobre la Tierra.