Cargando…

Todo sobre tornados

Aunque parezcan de película, los tornados son un fenómeno meteorológico frecuente en muchas provincias argentinas. Si bien “El callejón de los tornados” en Estados Unidos es el lugar que más impactos sufre por este fenómeno, en nuestro país la región comprendida desde el Río Colorado (en el límite de Río Negro y La Pampa) hacia el norte, es la segunda del planeta con más registros de tornados, y fue recientemente bautizada por la comunidad científica como el “Pasillo de los Tornados”.

 

¿Qué es un tornado?

Es un violento remolino de aire que se genera en la base de una nube de tormenta, pudiendo o no tocar la superficie terrestre o el agua. Si llega a la superficie, puede causar daños de diferente magnitud.

 

¿Qué hace falta para formar un tornado?

Es indispensable la formación de una nube de tormenta. Para eso se necesita que  aire cálido y húmedo sea forzado a elevarse por un mecanismo de ascenso, como por ejemplo, la presencia de un frente frío. Otros factores a tener en cuenta son la gran inestabilidad del aire y una fuerte cortante vertical del viento (es decir, cómo aumenta y/o gira el viento a medida que subimos en las capas de la atmósfera).

Aunque estos ingredientes parezcan demasiados, no bastan para la formación de un tornado. La diferencia está en que no sólo se necesita una cortante vertical que esté presente en los primeros seis a ocho kilómetros de altura, sino también que la misma esté acentuada en los niveles bajos de la atmósfera, específicamente en el primer kilómetro de altura. Cuando eso sucede, entonces ahí disponemos de las condiciones necesarias para generar un tornado.

¿Todos los tornados provienen de la misma clase de nubes?

Los tornados se forman en grandes nubes convectivas llamadas Cumulonimbus y pueden provenir de dos orígenes: de las nubes de tormentas supercelulares o no supercelulares.

Los tornados supercelulares, son los que se forman en tormentas con rotación. Son los más violentos y destructivos aunque son los menos frecuentes. Se identifican de forma fácil porque la base de la nube desde la cual desciende el tornado (mesociclón) rota junto a él.

Supercelular

 

En cambio, los tornados no supercelulares están generados por tormentas que no rotan, es decir que no poseen mesociclón. Son de vida corta y en la mayoría de los casos son de débil intensidad aunque en ocasiones pueden causar daños materiales de consideración.

 

no supercelular

 

¿Cómo determinar la velocidad de un tornado?

Muchas veces los tornados no pasan por una estación meteorológica y si lo hacen pueden destruirla. En estos casos no es muy posible registrar la velocidad del viento de forma directa. La escala que se utiliza actualmente para clasificar la severidad de un tornado es la Escala Fujita mejorada, que si bien es una escala de umbrales meteorológicos, está basada en estudios ingenieriles con respecto a los daños. Comienza con la clasificación de “tornado muy débil” (F0) si los vientos varían entre 105-137 Km/h y termina con un “tornado increíble” (F5) que deja vientos superiores a 322 km/h y es capaz de levantar los cimientos de una construcción.

 

Fujitta

 

Cuando una tormenta deja daños materiales ¿siempre se trata de tornados?

No necesariamente. La huella que deja el paso de un tornado es normalmente detectable.

En muchas ocasiones, cuando una tormenta pasa por una localidad y genera destrucción  (como voladuras de techos y caída de árboles), la población suele atribuirlo al paso de un tornado. Pero la realidad es que muchas veces se trata de una “tormenta severa” que deja vientos lo suficientemente fuertes como para provocar destrucción a su paso, pero no se trata de una nube embudo giratoria. La evidencia de un tornado está cuando hay destrucción en una manzana, y en las de al lado no. Los daños materiales del paso de un tornado son muy puntuales, las de una tormenta severa son mucho más generalizados.

 

¿Aumentó la frecuencia de tornados en Argentina?

Quizás tenemos la impresión de que en los últimos años el número de tornados es mucho mayor al del pasado pero esto aún no se ha comprobado científicamente. Lo cierto es que con el avance tecnológico en las últimas décadas es mucho más fácil documentar un tornado. Otro factor a tener en cuenta, es que generalmente los tornados pasan por zonas rurales y muchas veces se dan por la noche y no son perceptibles por la población.

 

¿Van a estudiarse los tornados y tormentas severas en Argentina?

Sí. Está en marcha el Proyecto Relámpago, un proyecto científico en el que participan varios países (Argentina, Estados Unidos, Chile, entre otros) y es para poder comprobar que en nuestro país se originan las tormentas más poderosas de la tierra pero que por algún motivo generan menos cantidad de tornados que en las planicies de Estados Unidos. Cuando este proyecto se lleve a cabo, vamos a poder conocer mucho más detalles de las tormentas severas y los tornados en nuestro país.

 

En Argentina ¿tenemos alertas por tornados?

Como los tornados son tormentas severas, cuando desde el Servicio Meteorológico Nacional emitimos un alerta por tormentas fuertes/severas, esto siempre incluye, por definición, que pueden generarse tornados en el área de cobertura del alerta.

 

Por último, ¿qué hacer si te sorprende un tornado?

Actuar rápidamente es la clave para mantenerse seguros y minimizar los impactos. La NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) recomienda:

  1. Mantenete informado con la información meteorológica oficial. En Argentina, considera la información del Servicio Meteorológico Nacional, actualizate la información de los avisos de alerta y avisos a muy corto plazo por tormentas fuertes o severas. Los tornados están considerados dentro de las tormentas severas.

  2. Si te encontrás en tu hogar y te sorprende un tornado, dirigite a la habitación más segura o a una habitación interior lejos de las ventanas. No te olvides de tu mascota, si el tiempo te lo permite.

  3. Si estás en la escuela o en tu trabajo, alejate de las ventanas y evitá dirigirte a grandes salas abiertas como cafeterías, gimnasios o auditorios.

  4. Si te encontrás afuera, buscá refugio dentro del edificio resistente más próximo, considerando que los depósitos no son lugares adecuados para refugiarse de los vientos.

  5. Si te sorprende manejando, tené en cuenta que estar en un vehículo durante un tornado no es seguro. El mejor curso de acción es conducir hasta el refugio más cercano. Si no podés llegar a un refugio seguro, bajá del automóvil y busca refugio en un área baja, como una zanja o un barranco y cubrite la cabeza para evitar ser golpeado por un proyectil.